martes. 18.06.2024

El PSdeG-PSOE experimentó este domingo, con motivo de los aparentemente poco llamativos comicios europeos, quizás la mayor y estrepitosa caída que una formación política recuerda dentro del panorama provincial, convirtiendo a Ourense en una de las provincias españolas de mayor porcentaje popular. 

Los socialistas cayeron de los 61.777 sufragios del 2019 a los 33.912 de este domingo en Ourense, y a esa debacle contribuyeron, cómo no, también los municipios de la comarca de A Limia. No cabe duda de que la desmovilización electoral del 9J castigó soberanamente al PSdeG, que no consiguió tan siquiera contener la sangría en aquellos Concellos en los que gobierna: en Calvos de Randín, paso de los 413 votos del 2019 a los 170 de este domingo; y en Rairiz de Veiga redujo los sufragios a la mitad, de 214 a 110. Precisamente este municipio registró una mínima subida popular (de 312 a 325), así como del BNG (de 67 a 71 votos). Curiosa fue también la aparición de "Se acabó la fiesta" en el feudo de Asunción Morgade: 8. 


El PSOE de Xinzo se deja casi 1.000 votos
 

Sacan pecho los populares antelanos, con sus 2.037 sufragios frente a los 1.888 del 2019. No así puede hacerlo Elvira Lama, la portavoz socialista en el Concello de Xinzo, que vio este domingo como fue incapaz de arrastrar a su electorado a las urnas: se dejó por el camino más de la mitad de los votos de cinco años atrás, pasando de los 1.648 de entonces a los 777 del 9J, o lo que es lo mismo, 871 menos. Creció VOX en la capital de A Limia (de 168 a 187), y el engendro político del agitador Alvise Pérez obtuvo 93 papeletas. 



El alcalde de Vilar de Barrio, poco europeísta

El municipio de Vilar de Barrio fue otro donde los resultados no acompañaron al color del grupo de Gobierno. Conde, del BNG, perdió más de la mitad de los votos cosechados cinco años atrás, pasando de los 145 a los 70, municipio en el que también el PSdeG cayó justo la mitad más un sufragio: de los 241 a los 120, con un PP que mantuvo el tipo (344 en 2019, 327 este domingo).



En Vilar de Santos, Baltar y Os Blancos suben los que gobiernan
 

Considerable subida la protagonizada por el PP de Feijóo ("Coysa") en su feudo de Baltar, en el que logró convencer a 318 electores para que depositasen la papeleta popular, 78 más que en los comicios del 2019.

José Manuel Castro Blanco, alcalde de Os Blancos, también subió mínimamente en número de sufragios: su formación, el PP, pasó de los 197 de 2019 a los 213 de 2024, el BNG se mantuvo en la localidad y el PSdeG, obviamente, perdió más de la mitad de los votos (de 187 a 72). En Vilar de Santos, en este caso, fue la formación nacionalista -que gobierna-, la que incrementó los resultados con respecto a la última convocatoria: de los 102 a los 145 de este domingo, registrando casi un empate técnico con los populares (139, 36 votos más que en 2019).

Los comicios europeos siguen sin despertar, por sí solos, interés entre los electores. | FOTO: Noelia Caseiro.
Los comicios europeos siguen sin despertar, por sí solos, interés entre los electores. | FOTO: Noelia Caseiro.


El PP cae en Trasmiras el doble que los socialistas


En Porqueira y Sandiás, los populares mantuvieron el tipo en el primero de ellos, y subieron ligeramente en el segundo. Vázquez Dorado se dejó 26 papeletas con respecto a la última convocatoria; los socialistas, 91. En Sandiás, el PSdeG se desangró de los 290 a los 149, mientras su rival más directo logró anotar 11 votos más que en 2019: de los 248 a los 259 sufragios. 

Por contra, fue en Trasmiras y Sarreaus donde los populares sufrieron un importante correctivo: en el feudo de Pazos Ojea, el PP se dejó casi 200 papeletas por el camino desde 2019: de 525 a 321; mientras que los socialistas cayeron en 108 y el BNG llegó a sumar 8 votos más que en la anterior cita electoral europea, hasta los 109.

En Sarreaus, Gumersindo Lamas también perdió apoyo en las Europeas: de los 546 de 2019 a los 376 de este domingo. 

La comarca se mantuvo en la línea del resto de la comunidad autónoma en lo que a la desmovilización de la izquierda se refiere. En el 9J, aunque la participación cayó en algunos concellos más de 20 puntos porcentuales, gran parte de la desmotivación electoral quedó registrada en el bando siniestro.
 

ANÁLISIS | Soberano zapatazo socialista, incluso donde gobierna: Rairiz y Calvos
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad