miércoles. 29.05.2024

Una vecina de Xinzo ha iniciado una campaña de recogida de firmas para que el Concello asuma el control de las colonias de gatos que viven en la calle. Esta decisión la ha adoptado después de recibir amenazas de denuncias de parte de otros vecinos, por alimentar a un grupo de estos animales que viven próximos a su vivienda.

El acto de que un particular alimente a los felinos que viven en la calle puede acarrear multas en algunos municipios españoles, dependiendo de sus Ordenanzas Municipales. Por otro lado, la ley señala que los ayuntamientos son los responsables de su bienestar y esto motiva la recogida de firmas de esta vecina de Xinzo,

La Peluquería Canina Cuquiños, Calzados Arias, Joyería Gilmo, Alice et Moi, Cafetería La Central, Textiles Juncar, Veterinario Don Guau y Seguros Pelayo son los establecimientos que colaboran con esta campaña, en los que se puede firmar la petición. El documento recoge la Ley 4/2017 aprobada para la protección y el bienestar de animales de compañía de Galicia, que señala a los ayuntamientos como los responsables de ello dentro de sus términos municipales.

La legislación, en cuanto a las colonias felinas, indica que los concellos pueden establecer un espacio destinado a las comunidades de gatos sin propietarios, donde puedan ser controlados y así asegurar tanto su protección como el control poblacional. Además, estos animales deberán ser capturados para su marcaje, esterilización y control sanitario. Finalmente, se devolverán a dicho lugar.

El documento para el que se recogen firmas pide al Concello de Xinzo la implantación del Método CER (captura, esterilización y retorno), para evitar una sobrepoblación de gatos en las calles. Por último, solicita su control sanitario y la búsqueda de un espacio en el que puedan vivir los felinos, donde haya la posibilidad de alimentarlos y que ellos se protejan de la meteorología, con el objetivo de lograr una convivencia "pacífica" con los vecinos.

NOTICIAS XINZO | Amenazan con denunciar a una mujer por alimentar a gatos callejeros