viernes. 14.06.2024

Este martes dejó una triste noticia para los vecinos de Berrande y Arzoá, en Vilardevós, con la muerte de una mujer de 37 años que estaba embarazada de cinco meses. La víctima sufrió ayer una indisposición tras comer pulpo en un restaurante de Verín, salió a la calle en la que se encontraba y allí fue donde se desmayó. Hasta el lugar se desplazaron medios sanitarios que nada pudieron hacer por salvarle la vida a ella y al feto.


La fallecida, que residía en Durango, Vizcaya, se encontraba en la comarca disfrutando del verano, ya que su padre es natural de Berrande y su madre de Arzoá. El alcalde de Vilardevós, Manuel Cardoso, al igual que los vecinos del municipio, afirmó que "estamos consternados polo ocorrido".


En Berrande, donde se encuentran en fiestas, están conmocionados por la pérdida de su joven vecina y del bebé que venía en camino, el que sería su primer hijo con su marido. Sus habitantes tardarán en recuperarse de este trágico suceso. Cardoso asegura que "é unha absoluta desgraza o ocorrido" y le transmite a su familia sus condolencias.


El funeral tendrá lugar mañana en a las 18:00 horas en la iglesia parroquial de Berrande, para su posterior traslado al cementerio de Arzoá, donde descansarán sus restos.

NOTICIAS VERÍN | Fallecen súbitamente una embarazada de 37 años y su feto en Verín
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad